10 Tips para mantener el presupuesto de tu boda

11/20/2019

 

  

 

Este es uno de los temas delicados cuando toda pareja empieza a soñar e imaginar cómo quieren celebrar su gran día. A lo largo de estos años, he podido ver que el tema de quién paga qué en una boda ha cambiado mucho, y si me preguntan, yo creo que ha ido a mejor.  Son cada vez más las parejas que deciden asumir todos los gastos de su boda, aliviando así la carga de este gasto a sus familias, especialmente a sus padres. 

 

La clásica repartición de gastos en Quito, en donde el novio corría con los gastos de la boda civil, el licor y la luna de miel mientras la novia cubría todos los otros gastos, ha quedado casi casi en el olvido.  No es que no existan casos, los hay, pero cada vez se da menos. Si los padres pueden asumir los gastos de una boda, ahora usualmente se los divide para las dos familias de manera equitativa.  Sin embargo, como les decía al inicio, muchos más son los casos en que las parejas quieren y pueden asumir todos (o casi todos, los papis siempre quieren ayudar y lo hacen a pesar de todo ;) ) los gastos relacionados a su gran día y es por eso que el presupuesto de la boda cobra más protagonismo. Ya no es sólo un tema relacionado a la boda y su celebración, sino que este evento se convierte en un proyecto conjunto, en el que deben trabajar en equipo para lograr su objetivo.  

 

Todo proyecto tiene un objetivo y un presupuesto asignado ANTES de empezar a trabajar. Por eso no me canso de insistir en que cuando inicien la planificación de su boda, fijen un número, una cantidad de dinero con la que se sientan cómodos gastando en su celebración. Ya sé cual va a ser su respuesta:  "pero si no me he casado nunca antes, ¿cómo sé cuánto cuesta casarme?" De eso les hablaré detalladamente en el post de la próxima semana, pero mientras tanto como referencia, hagan de cuenta que están invitando a comer a un lugar elegante a todos sus invitados, y esa comida incluye bebidas y licores, entrada, plato fuerte y postre, entretenimiento y una linda decoración como mínimo. 

 

 

 

 

Y  bueno, entrando en materia, hoy les dejo estos 10 tips para mantener el presupuesto de su boda.  Estoy segura que les va a ayudar un montón a tratar este tema con calma y con la certeza de que a pesar de todo, lo importante aquí es que están decididos y comprometidos el uno con el otro a compartir su vida de ahora en adelante. 

 

"Es una realidad.  Muchas parejas de hoy optan por cubrir la mayor parte, sino son todos los costos de su boda.  Como referencia, tomaremos a Canadá, donde el 92% de las parejas que deciden casarse pagan toda su boda, con un costo promedio de $30,000.  No es una tarea fácil, por lo que a continuación les compartimos 10 tips para mantenerse financieramente saludables, tomados de Gail Vaz-Oxlade de “Hasta que la deuda nos separe” (Til debt Do us Part)

 

1. Encuentren su Número

“El dinero que gasten en su boda está completamente relacionado a sus preferencias personales y su habilidad para pagar”, comenta Vaz-Oxlade. “Pedir dinero prestado para gastarlo en un solo día no es inteligente. Puedes tener una boda tan grande o tan pequeña como desees, mientras tengas el dinero – esto es plata en mano – para pagarla.” 

 

2. Armen juntos su presupuesto

Una vez que estén comprometidos, tienen que pensar en el presupuesto de su boda y en el de armar su casa, como uno solo.  “Háganlo como si fuera un negocio”, nos recomienda Gail. Conversen entre ustedes, discutan sus objetivos y pregunten.

 

3. Comiencen a Ahorrar

“Esto significa encontrar el dinero para separarlo y disponer de él en su gran día.  Esto puede incluir hacer cosas como empezar a traer su comida al trabajo, o cambiar su plan de cable o celular – cualquier ahorro que puedan hacer va a hacer la diferencia. Si es tan importante para ustedes, puedes renunciar a los capuccinos y manicures para hacer su sueño realidad, ¿verdad?” comenta Vaz-Oxlade.

 

4. Hablen de sus Deudas

¿Tienen créditos por pagar en sus tarjetas, préstamos de estudios o cualquier otra deuda? “Tu parej@ y tu tienen que conversar sobre sus deudas y cómo van a afrontarlas” recomienda Gail.  Sería ideal arrancar su compromiso sin deudas (o por lo menos con una sola deuda y de las buenas), pero si existen varias deudas, es necesario y muy recomendable conversar sobre ellas incluso antes de empezar a planificar su boda. 

 

5. Hagan Dinero Extra

Puede no ser glamuroso ni fácil, pero un ingreso extra es una excelente manera de financiar su boda.  Trabajar horas extras, tomar un trabajo por turnos o hasta vender cosas que ya no necesites (como ropa o libros) es otra forma de obtener el dinero suficiente para el gran día.

 

7. No afecten a la familia

“No me gusta la idea de pedir préstamos a la familia para pagar por cualquier cosa de la boda” recalca Vaz-Oxlade.  “Puede parecer una solución fácil, pero es posible que las personas que les prestan el dinero se sientan con derecho a opinar y hacer decisiones sobre su boda porque han contribuido para la misma con dinero”.  Además, “estos préstamos tienen el potencial de causar daños a la relación, sea porque la pareja espera que le perdonen la deuda o porque defraudamos a quienes nos prestan dinero porque no pagamos la deuda lo suficientemente rápido” explica Gail.

 

8. No acumulen saldos

Está bien que quieran utilizar su tarjeta de crédito para pagar gastos de la boda, pero asegúrense de que puedan pagar TODA la deuda al final de cada mes. “Acumular saldos en una tarjeta de crédito por una fiesta rimbombante es ridículo” nos dice Vaz-Oxlade. “Si pagas sólo el mínimo en esa tarjeta, tu boda terminará costando por lo menos el doble”.  Consideren utilizar una tarjeta donde puedan acumular puntos, millas o recompensas que puedan utilizarlas a futuro, sea en su luna de miel o en compras. 

    

9. Manténganse en el camino de su objetivo

Deberían mantener un registro de cada compra para su boda.  Por ejemplo, si destinaron $500 para recuerdos de la boda y terminaron gastando $600, tienen dos opciones: o hacen más dinero para compensar el gasto o recortan el presupuesto de algún otro ítem.

 

10. Analicen cada compra

Esto significa todas y cada una de las compras para su boda, sea grande o pequeña. “Si una persona se rinde, entonces no puede quejarse si el presupuesto se les va de las manos.  Y, si una sola persona realiza todas o casi todas las decisiones de forma unilateral, ¿qué nos dice eso sobre cómo van a manejar el dinero después de su luna de miel?” comenta Vaz-Oxlade.

 

BONUS: Sean Realistas

Si ahorrar para una boda que cuesta $30,000 les va a hacer miserables todo el año (como trabajar en dos lugares y ahorrar hasta el último centavo), entonces deberían repensar su presupuesto. Definitivamente deben tener su día soñado, pero no a cualquier costo.  Piensen en cortar presupuesto en ciertas áreas, hacer proyectos personales (DIY: do it yourself) o incluso extender su compromiso para tener más tiempo para ahorrar.  Cuando llegue la boda, vuelvan de su luna de miel y se vean libres de deuda, lo van a agradecer. 

 

 

 

Please reload

Posts Destacados

Classic Blue: El Color del 2020

1/10
Please reload

Posts Recientes
Please reload

Busca por Categorías

Gaudium Group - Tuty Tama Wedding Planner - Revista Abanico 2012-2019

Quito, Ecuador.    gaudiumecuador@gmail.com   +593 9 99042817