7 Errores de Timing que toda pareja puede cometer




En inglés, la palabra “timing” quiere decir “a tiempo”, ese tiempo pero preciso, medido, pensado, cuando todo está alineado para que algo suceda. Es algo así como la sincronización perfecta. No logro encontrar una sola palabra precisa en español, pero espero que me entiendan. Es algo así como estar en el momento justo.



Les hablo de esto porque para que una boda tenga el resultado esperado, las decisiones se deben tomar “en el momento justo” y deben estar sincronizadas, sí o sí.



Pero sabemos que con la emoción del momento y la ilusión que muchas pareja tienen de empezar a planificar este día, se pueden cometer algunos errores de sincronización involuntarios.


Por eso hoy te dejo los 7 errores más comunes que toda pareja puede cometer al momento de planificar su boda.


Entregar anticipos antes de conversar/contratar a tu wedding planner

Para toda decisión importante sobre tu boda, como elegir el lugar, el catering o la decoración, asesórate con tu wedding planner. Ellos son los expertos y saben si el lugar que ya reservaste es suficientemente grande para la cantidad de invitados o si tiene complicaciones de algún tipo, algunos ofrecen servicios propios de menaje o decoración o incluso tienen tarifas preferenciales con ciertos proveedores. Esto te facilitará el trabajo y muchas veces, te permitirá invertir tu dinero de manera consciente y responsable.


Contactar proveedores demasiado temprano

Si tu boda es de aquí a más de un año, puedes ir viendo alternativas de proveedores, pero no contactarlos para que te ayuden con precios. ¿Por qué? Pues primero porque posiblemente no tengas una fecha definida, ni una lista de invitados completa, puede que todavía no hayas conversado con tu pareja sobre cómo imaginan ese día… Y sin estos detalles, casi ningún proveedor de boda te podrá ayudar con propuestas económicas firmes.


Demorarte en contratar proveedores si tu boda es en temporada alta

Si, las bodas tienen temporadas altas y bajas, y es el clima lo que determina esto. Verano es, usualmente, temporada alta en bodas, por lo que si tu boda es en estos meses, asegúrate de contactar y reservar a tus proveedores clave a tiempo. Recuerda: a un buen proveedor, lo contratan rápido.


Contratar un videografo a última hora

¡Pasa muchísimas veces! Es muy común que esta actividad se la catalogue como opcional, hasta que los novios se dan cuenta que el lugar donde será su boda es realmente increíble, o que van a tener tantas cosas bonitas pasando ese día que quieren recordarlo tal cual. Y cuando se dan cuenta, los mejores videografos ya no están disponibles para la fecha de la boda. No tener un videografo en la boda es uno de los “arrepentimientos” más usuales en las parejas.


Enviar invitaciones de tu Boda Destino muy tarde

Las bodas destino tienen una dinámica y una planificación totalmente distinta. Son bodas que toman entre 1 año y 1 año y medio de planificación. Por esto, lo primero que debes hacer es enviar tus Save the Date (Reserva la Fecha) con ese mismo tiempo de anterioridad, es decir, al menos un año. Recuerda que una boda destino implica que tus invitados tengan que planificar con tiempo su viaje, coordinar requisitos, comprar pasajes, ahorrar! Por eso, mientras más pronto les notifiques la fecha de tu boda, mejor. Las invitaciones pueden ser enviadas más adelante, pero que no falle tu Save the Date y la confirmación de asistencia de tus invitados.


No hacer reservas de hotel a tiempo

Viene de la mano si tu boda es una boda destino, ya sea en otro país o en otra ciudad de tu mismo país. Si vas a una ciudad grande, en temporada alta y no reservas/bloqueas habitaciones de hotel con tiempo, es probable que te encuentres con pocas alternativas de hospedaje. SI a eso le sumas cualquier otro evento deportivo o médico que pueda suceder la misma fecha de tu boda en el destino que elegiste, ya te imaginarás… No dejes esta actividad para el último momento!


Concentrarse en los pequeños detalles antes que en lo importante

Muchas parejas se concentran mucho en los pequeños detalles: los servilleteros que les gustaría tener, el color de la vajilla, la forma de las copas, el tono del mantel… Cuando en verdad, antes de decidir todo esto, lo importante es elegir el lugar. ¿Por qué? Porque el lugar, muchas veces, es un punto de inspiración para el resto de detalles, o incluso, la eliminación de otros. En las bodas, debes ir desde lo más grande a lo más pequeño.

23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo