• tuty tama

Novios 201: Negociación y Presupuesto


¿Cómo empezar con la planificación sin que sea un desastre y se convierta en una guerra sin fin?

Una vez pasado el susto de la pedida de mano, el anillo y las felicitaciones (por si te lo perdiste, mira las 5 primeras cosas que hacer después del sí, quiero) y/o advertencias de todos tus amigos (casados obviamente…) viene la parte carepescado.

En otras palabras, la parte delicada de la planificación de toda boda: la negociación y el presupuesto.

Recuerden novios que ustedes son la otra mitad de la boda por lo que queremos escuchar su voz. Es importante entenderlos, conocer sus puntos de vista, sus gustos y cómo se ven celebrando este gran día. Recuerden que también es su día y deben recordarlo con toda la emoción del mundo!

Vamos primero con la negociación. Se preguntarán qué hay que negociar si ya todo está dicho? Ya dije que me quiero casar con ella! Pues acabas de arrancar con la primera gran conversación y negociación de su “sociedad conyugal”. Estoy segura que un 90% de los novios prefieren una ceremonia pequeña, que no sea un despliegue de derroche innecesario y con un costo racional. El novio usualmente prefiere algo mucho más íntimo y que los acompañen las personas realmente importantes de su vida. No por eso va a ser “cualquier cosa” como dicen por ahí. Las celebraciones íntimas y pequeñas son mucho más personales, más pensadas y elaboradas, con más detalles y muy emotivas por lo que novias, les invito a que no desechen una boda así de primerazo. Por el contrario, recuerden que la novia está pensando en su boda desde que tiene 15 años entonces es posible que en su cabeza, la boda ya esté más que armada, tenga visto un vestido y sepa exactamente qué colores elegir para la decoración. Al conversar sobre la planificación de su boda, la idea es compaginar estas dos visiones de boda que tienen y transformarla en una sola, en la que ambos disfruten al máximo.

Hablen sinceramente de sus gustos y sus prioridades: los puntos básicos a discutir en esta fase son:

  • Prefieren una boda grande, mediana o pequeña? Analicen pros y contras de cada una.

  • Quieren casarse en su ciudad natal o viajar a algún lado para casarse? Esta es una gran alternativa para quienes buscan que su boda sea una experiencia en lugar de un solo día.

  • Qué tipo de celebración después de la ceremonia quieren: un almuerzo, cena, cocktail, brunch?

  • Qué es lo que más les interesa del día de su boda? Les presento algunas situaciones para que entiendan de lo que les hablo: Que la comida sea toda una experiencia culinaria? Decoración bonita pero nada extravagante ni excesiva? Una locación pequeña pero hermosa en lugar de un salón de hotel? Un licor top? Una orquesta que prenda la fiesta en la boda? Vestuario sencillo pero unos hermosos aros de boda? Son algunos ejemplos de lo que se puede considerar/negociar/reducir/eliminar para armar una boda a su medida.

  • Definan un presupuesto: pongan un número, ¿cuánto están dispuestos a gastar? Y más importante todavía, ¿de dónde va a venir el dinero para asumir los gastos? Sí, sé que no se han casado antes y que no tienen idea de cuánto costará una boda, pero lancen un número: USD $5000, $10000, $15000, no más de $20000, no más de $30000. Aún si el presupuesto no fuera un inconveniente, siempre es bueno tener un número en la mente, para que las cosas no se vayan de las manos.

Definan su Presupuesto

El presupuesto varía en función de la cantidad de invitados, punto. Muchos les van a decir que hay varias formas de ahorrar si eliminan cosas como la orquesta, la hora loca, un lugar más pequeño, las invitaciones… Con el debido respeto que todos se merecen, no es así. La única variable que realmente influye en una reducción de costos es la cantidad de invitados.

Después de la negociación de cómo llevar a cabo la boda, viene el tema álgido…. El dinero necesario para celebrarla.

Por esto, el primer paso es definir cuánto van a gastar y de dónde viene el dinero. Si ustedes como pareja van a asumir los gastos ustedes, lo mejor es definir un presupuesto fijo que van a destinar para celebrar su boda y mantenerlo a toda costa. No queremos que empiecen su vida conjunta endeudados! Posteriormente analicen sus ingresos y destinen un porcentaje del mismo para la boda. Por eso es bueno planificar la boda con por lo menos 6 meses de anticipación, ya que es un tiempo adecuado que les permitirá incrementar sus ahorros.

Si sus padres les pueden ayudar a costear partes de la boda, conversen con ellos y definan cómo va a er esa ayuda. Lo mejor es hablar clara y francamente sobre el tema, así evitas malentendidos y resentimiento. La ayuda puede ser asumiendo algunos rubros directamente o entregándoles dinero para que lo destinen en lo que crean mejor. Eso si, no olviden agradecérselo.

Si tenemos una situación tradicional en que los padres de la novia van a asumir todo el matrimonio eclesiástico y la recepción o los padres de ambos asumen en partes iguales los gastos, estamos en una posición un poco más delicada. Claro que es la tradición la que prima en esta ocasión, y si sus padres tienen la oportunidad de hacerlo, pues Dios le pague como decimos por acá. De lo que si deben estar pendientes es que al estar los padres asumiendo los gastos de este evento, es posible que tengan cierta influencia sobre las decisiones que se tomen o que ustedes, como hijos, se sientan en la obligación de dejarlos decidir algo. En esta situación es indispensable mantener una vía de comunicación siempre abierta, hablar claramente y mantener la perspectiva de lo que se está celebrando. Es cierto que idealmente uno se casa una sola vez en la vida y muchos quieran botar la casa por la ventana, pero también es prudente tomar en cuenta que hay alternativas que te permiten festejar en grande sin caer en excesos que a veces, por la emoción del momento, no se analizan con cabeza fría.

Espero que les haya servido estos pocos consejos. Estoy segura de que con ellos el arranque de su planificación será todo un éxito. Y eso sí, no olviden de contactar a un wedding planner! Dense el chance de conversar con nosotros, nadie estará mas dispuesto y contento a hablar sobre bodas por horas :)

Si te gustó este post o si quieres que hablemos de algún tema en específico en futuros posts, déjame tus comentarios!

#noviosybodas #novio #consejosparanovios #bodasQuito #novias #weddingplannerQuito #weddingplanner #weddingplannerEcuador #novios #blogdebodasEcuador #blogdebodas #bloggerdebodas #bloggerdebodasEcuador

15 vistas

Gaudium Group - Tuty Tama Wedding Planner - Revista Abanico 2012-2019

Quito, Ecuador.    gaudiumecuador@gmail.com   +593 9 99042817